Los suelos adhesivos aparecieron como una alternativa chic y muy económica para cubrir desperfectos en el suelo original de la vivienda.

Pensar en una reforma es tedioso para muchos, y este tipo de suelos sin duda ha supuesto un alivio para solventar problemas estéticos con nuestros suelos. Debido a la gran demanda, en el mercado han aparecido una amplia gama de suelos de linóleo o vinilo de fácil aplicación. ¿Es mejor vinilo o linóleo?

Diferencias entre suelo vinilo y linóleo

Los favoritos para restaurar suelos son sin duda el vinilo y el linóleo. Aunque muchos no saben diferenciarlos, no son iguales, y por ello, vamos a hablarte de sus diferencias.

La similitud entre ambos es el resultado estético y la fácil aplicación. No obstante, a la hora de cuidarlos y mantenerlos son completamente diferentes.

Linóleo

El linóleo no es nada nuevo pues se usaba hace más de 150 años, desde que salió su patente. Por ejemplo, los suelos de baldosas blancas y negras que parecían un tablero de ajedrez es una muestra de ello. Además, se trata de un material sostenible e hipoalergénico.

Su principal ventaja es que está fabricado con materiales naturales y biodegradables como por ejemplo, el aceite de linaza o la madera entre otros. Su composición de materiales lo convierten en un suelo antibacteriano, perfecto para cuidar de todos, incluidas las mascotas, en casa.

También cabe destacar su efecto de amortiguación y su aislamiento térmico, creando una sensación de confort en cualquier época del año. Sus colores y la conservación, la cual es muy sencilla, son otros de sus puntos fuertes.

¿Tiene alguna desventaja? Sí, ya que es muy susceptible al agua, es decir que para mantenerlo deberíamos optar por otras formas o productos de hacerlo. Además, debe sellarse un par de veces al año para que mantenga sus propiedades. Y una desventaja más: debe ser instalado por un profesional.

Vinilo

El vinilo es sintético y biodegradable que se hace a base de productos químicos como el PVC.

Dispone de una amplia gama de variedades para cubrir todas las necesidades. Una de sus ventajas es que podemos ponerlo nosotros mismos, bien sea pegado sobre el propio suelo o adquiriendo un suelo flotante. Es muy resistente al agua, por lo que es el más elegido en estancias como el baño por ejemplo.

Algunas de sus desventajas es que se requiere mucha energía para su fabricación, por lo que no podríamos decir que sea eco friendly. Otra desventaja: se desgasta mucho más rápido con el tiempo, incluida la impresión del dibujo.

Como ves, ambos materiales tienen ventajas y desventajas, así que tú decides, en base a tus necesidades, cuál es el mejor para tu hogar. Sea cual sea tu elección acertarás, pues ambos suelos presentan diseños preciosos y una gran resistencia. ¿Ya tienes tu preferido?

 

¿Tienes algún proyecto en mente? Contacta con nosotros

Descubre las últimas tendencias del interiorismo en Barcelona

Descubre las últimas tendencias del interiorismo en Barcelona

Barcelona es una ciudad moderna y un referente internacional del diseño de interiores debido a su rica herencia cultural, su historia arquitectónica y su constante innovación. Desde la influencia del Modernismo catalán, con figuras icónicas como Antoni Gaudí, hasta la...

Optimiza el espacio de tu hogar con un diseño personalizado

Optimiza el espacio de tu hogar con un diseño personalizado

En la búsqueda de crear un hogar acogedor y funcional, a menudo nos enfrentamos al desafío de optimizar el espacio disponible. Ya sea que vivas en un apartamento pequeño o en una amplia casa, encontrar soluciones de almacenamiento y diseño que se adapten a tus...

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?