¿Sabes cómo decorar un baño con poca luz natural? A veces, plantear la decoración de un espacio con poca luz puede ser complicado. Es por eso por lo que, a continuación, te ofrecemos algunos consejos para que puedas ganar luz en un cuarto de baño interior que no dispone de demasiada luz. Coloca varios puntos de luz en el techo Cuando se tiene un cuarto de baño interior se necesita colocar varios puntos de luz en el techo. Y no uno, ni dos, sino varios. Esto te permitirá tener una iluminación general uniforme y evitar las sombras que aportan oscuridad, que es justo lo contrario a lo que necesitamos.  Esta será la luz general que tendrás en el cuarto de baño interior, así que cuando aprietes el interruptor será como abrir la persiana. Es fundamental que las luces sean blancas para causar esa sensación. Las luces amarillas no son las más recomendadas para aportar luz al cuarto de baño interior.  Todo al blanco El blanco es el color idóneo para aportar luminosidad a cualquier habitación. No tengas miedo de apostar todo al blanco. Puedes optar por combinar diferentes tonalidades de blanco e incluso añadir un toque cálido de color, como los colores pastel, para darle tu toque personal.  No obstante, si de verdad quieres que tu baño interior tenga buena luz, la mejor opción es optar por el color blanco tanto para los muebles como para las paredes o el suelo. Opta por los espejos Si tu cuarto de baño interior no tiene ventanas, no te preocupes, hay otra opción para agrandarlo de forma visual. Con espejos. Este es un gran truco para ganar luminosidad, tengas o no tengas ventanas en el baño. Los espejos de grandes dimensiones reflejan la luz, por lo que el espacio parecerá mucho más amplio. Coloca un espejo de gran tamaño sobre el lavabo para agrandar tu baño visualmente.  Iluminación extra en la zona del lavabo Además de colocar varios puntos de luz en el techo, te recomendamos colocar una iluminación extra en la zona del lavabo. De esta forma ganarás más luz y le darás a tu baño un toque muy especial. Además, estas lámparas son idóneas para encenderlas por la noche antes de dormir.  Ilumina la zona de la ducha Seguro que has visto en muchas revistas de decoración la zona de la ducha iluminada. Pues bien, planificar la iluminación de la zona de la ducha es un gran acierto, ¿por qué? Pues porque te ayudará a delimitar la zona, a ahorrar en luz y a ganar iluminación en cada rincón de tu cuarto de baño. Verás como el baño se llena de luz al colocar unas luces extras en la zona de la ducha. ¡Te ayudará a crear un entorno mágico! Acabado brillo, mucho mejor que el mate A pesar de que los acabados en mate están de moda, si quieres ganar luminosidad en tu cuarto de baño necesitas que tu baño tenga los muebles y accesorios con un acabado en brillo. El brillo aporta luminosidad y, además, refleja la luz del baño.  ¿No eres amante del brillo? Puedes optar por combinar una encimera de brillo con un mueble satinado.  Con estos consejos podrás ganar luz en tu cuarto de baño interior sin necesidad de ampliarlo o de colocar una ventana.

Cómo ganar luz en un cuarto de baño interior

¿Sabes cómo decorar un baño con poca luz natural? A veces, plantear la decoración de un espacio con poca luz puede ser complicado. Es por eso por lo que, a continuación, te ofrecemos algunos consejos para que puedas ganar luz en un cuarto de baño interior que no dispone de demasiada luz.

Coloca varios puntos de luz en el techo

Cuando se tiene un cuarto de baño interior se necesita colocar varios puntos de luz en el techo. Y no uno, ni dos, sino varios. Esto te permitirá tener una iluminación general uniforme y evitar las sombras que aportan oscuridad, que es justo lo contrario a lo que necesitamos.

Esta será la luz general que tendrás en el cuarto de baño interior, así que cuando aprietes el interruptor será como abrir la persiana. Es fundamental que las luces sean blancas para causar esa sensación. Las luces amarillas no son las más recomendadas para aportar luz al cuarto de baño interior.

Todo al blanco

El blanco es el color idóneo para aportar luminosidad a cualquier habitación. No tengas miedo de apostar todo al blanco. Puedes optar por combinar diferentes tonalidades de blanco e incluso añadir un toque cálido de color, como los colores pastel, para darle tu toque personal.

No obstante, si de verdad quieres que tu baño interior tenga buena luz, la mejor opción es optar por el color blanco tanto para los muebles como para las paredes o el suelo.

Opta por los espejos

Si tu cuarto de baño interior no tiene ventanas, no te preocupes, hay otra opción para agrandarlo de forma visual. Con espejos. Este es un gran truco para ganar luminosidad, tengas o no tengas ventanas en el baño. Los espejos de grandes dimensiones reflejan la luz, por lo que el espacio parecerá mucho más amplio.

Coloca un espejo de gran tamaño sobre el lavabo para agrandar tu baño visualmente.

Iluminación extra en la zona del lavabo

Además de colocar varios puntos de luz en el techo, te recomendamos colocar una iluminación extra en la zona del lavabo. De esta forma ganarás más luz y le darás a tu baño un toque muy especial. Además, estas lámparas son idóneas para encenderlas por la noche antes de dormir.

Ilumina la zona de la ducha

Seguro que has visto en muchas revistas de decoración la zona de la ducha iluminada. Pues bien, planificar la iluminación de la zona de la ducha es un gran acierto, ¿por qué? Pues porque te ayudará a delimitar la zona, a ahorrar en luz y a ganar iluminación en cada rincón de tu cuarto de baño.

Verás como el baño se llena de luz al colocar unas luces extras en la zona de la ducha. ¡Te ayudará a crear un entorno mágico!

Acabado brillo, mucho mejor que el mate

A pesar de que los acabados en mate están de moda, si quieres ganar luminosidad en tu cuarto de baño necesitas que tu baño tenga los muebles y accesorios con un acabado en brillo. El brillo aporta luminosidad y, además, refleja la luz del baño.

¿No eres amante del brillo? Puedes optar por combinar una encimera de brillo con un mueble satinado.

Con estos consejos podrás ganar luz en tu cuarto de baño interior sin necesidad de ampliarlo o de colocar una ventana.

El top 5 de estilos de diseño más conocidos 

El top 5 de estilos de diseño más conocidos 

Muchos de nosotros seguro que más de una vez nos hemos quedado embobados cuando hemos visto alguna revista de decoración o hemos ido a una tienda de muebles. Es inevitable que al ver esos decorados nos imaginemos nuestra casa reformada y nos entren ganas de cambiar nuestros hogares. La decoración interior es un arte que no todo el mundo es capaz de realizar, por eso siempre necesitaremos catálogos de interiores y ayuda de profesionales para conseguir nuestro objetivo.  El fin siempre es llegar a una mejora interior en nuestros espacios domésticos para sentirnos en un ambiente tranquilo, cómodo y sobre todo muy nuestro.

Pero ¿sabemos realmente cuáles son los estilos de diseño más conocidos? Vamos a ayudarte a identificar las tendencias más utilizas y que más vemos en nuestro alrededor. Es el momento de darle rienda suelta a la creatividad y observar lo que mejor puede encajar en nuestras casas.

  1. Estilo nórdico

En primera posición se encuentra el estilo nórdico puesto que es uno de los más utilizados por los diseñadores. Su origen viene de los países escandinavos donde surgió sobre el año 1950. La principal característica de este estilo es darle prioridad a la luz natural y aprovecharla al máximo en nuestro hogar, así conseguiremos el confort y la comodidad que buscamos. Esto es debido a que en estos países el tiempo que pasan en el interior de los hogares es mayor, por eso siempre buscaban un entorno acogedor donde pasar los largos inviernos.

En cuanto a los elementos que utilizan son los siguientes: utilizan el color blanco y sus similares en las paredes para conseguir esa luminosidad y amplitud. También colocan suelos y muebles de madera para dar elegancia a los espacios. Otra característica que lo hace especial es el uso de lana, lino y pieles en sus habitaciones para dar esa sensación de arropo y calor dadas las temperaturas tan bajas con las que conviven en estos países.

  1. Estilo minimalista

Es uno de los más sonados de todos los tiempos. Parece ser que este estilo nunca pasa de moda puesto que es uno de los más atractivos para los hogares. Esta decoración surgió en Estados Unidos sobre los años 60 pero no fue hasta 10 años después cuando empezó a destacar entre los demás.

Su principal factor es la sencillez, este estilo es ideal para todos aquellos que piensen que “menos es más”, para los amantes del orden y la perfección. Se basa en tener todo en armonía, es decir, los muebles con los mismos colores que el suelo y las paredes. Al igual que los muebles que son sencillos con superficies lisas y lineales.

  1. Estilo vintage.

Seguro que has observado que cada vez más son los locales que utilizan este estilo para sus negocios. Este es uno de los que más está subiendo en los últimos años. Está de moda, puesto que este estilo combina lo mejor desde los años 30 hasta aproximadamente los 80.

Sus puntos fuertes son la utilización de la decoración interior con estilos mixtos ya sean de segunda mano o nuevos, el fin es conseguir un toque antiguo junto con elementos más modernos para que llegar a ese contraste deseado. Por eso, este estilo ofrece a los espacios ser únicos ya que es muy difícil que encuentres decoraciones iguales. Si te gusta crear e innovar este es tu estilo puesto que es para mentes con mucha libertad creativa e imaginación.

  1. Estilo renovado

Con este estilo conseguimos un equilibrio entre lo pasado y lo moderno. Es una decoración que se originó más recientemente que las anteriores y que poco a poco está cogiendo forma. Seguro que en unos años estará en auge y veremos muchos entornos con este estilo.

Si lo que quieres es conseguir unos espacios lujosos y elegantes este es el tuyo. Sobre los colores los principales son toda la gama del crema y el blanco. Los materiales que más se utilizan es la madera tanto para suelos como paredes que se combinan muy bien con el mármol y la piedra. Una característica principal son la colocación de cenefas y el papel pintado en las paredes.

  1. Estilo mediterráneo

Este es sin duda, uno de los estilos que más nos representan. Gracias a nuestras playas y nuestra manera de vivir, originó este estilo que nos transporta al mar. Este busca llevar a nuestras casas la naturaleza del mar y sus colores. Por eso los más utilizados son el azul y el blanco con un punto único puesto que también se mezclan con los colores terrestres.

En cuanto a los elementos decorativos se aplican los materiales naturales, también predomina mucho la madera y las telas frescas. Los muebles son sencillos y con la misma tonalidad que el resto de elementos.

Ahora ya podrás diferenciar los estilos que más te atraen y utilizarlos en tu casa. No te olvides que siempre estás a tiempo de mezclar lo que más te guste para obtener un entorno único y privado.